Tos seca persistente: conozca 6 posibles razones

¿Quién nunca ha tenido un ataque de tos? La tos es un mecanismo de defensa corporal para expulsar objetos extraños …

¿Quién nunca ha tenido un ataque de tos? La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo para expulsar objetos extraños o microorganismos que atacan las vías respiratorias: nariz, garganta, laringe y pulmones.

No hay tiempo para leer? ¡Haga clic en reproducir para escuchar sobre la tos seca persistente!

Una tos seca es aquella que tiene poca o ninguna mucosidad o secreción y da la sensación de que algo está atorado en la garganta, causando una gran irritación. Es una tos agotadora que alcanza su punto máximo por la noche cuando el cuerpo está en reposo.
La tos seca puede tener varias razones, y cuando es persistente (dura más de 3 semanas), puede ser un signo de algún problema grave e incluso puede empeorar las lesiones del tracto respiratorio.
En nuestra publicación de hoy, enumeraremos 6 razones para la tos seca persistente y explicaremos cuándo debe buscar ayuda médica, así como algunos consejos para aliviar las convulsiones.

1. Gripe, resfriados y alergias

La gripe, los resfriados y las alergias son las razones más comunes para la tos seca persistente.
La tos es un reflejo del cuerpo, un intento de expulsar virus, hongos y partículas de polvo, hollín u otro material alérgico que está atacando las vías respiratorias.

2. Reflujo esofágico

El reflujo del jugo gástrico del estómago irrita el esófago y llega a la laringe causando irritación e inflamación.
Cuanto más frecuente es el reflujo, mayores son las lesiones laríngeas y más persistente es la tos. Para tratarlo, debe detener el reflujo.

3. fumar

Las personas que fuman tienen más probabilidades de tener tos seca persistente. El calor del humo inhalado y los químicos en el tabaco causan irritación constante de las vías respiratorias.
En casos más graves, la tos empeora progresivamente, lo que lleva a muchos fumadores a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que afecta directamente a todo el sistema respiratorio.

4. Tuberculosis

La tos persistente durante más de tres semanas es uno de los signos de tuberculosis, una enfermedad grave que, si no se trata, puede provocar la muerte. Aunque la tos de la tuberculosis es clásicamente productiva (es decir, con esputo), la tos puede ser seca en algunos casos.
El tratamiento de la tuberculosis es simple, hecho con antibióticos. Sin embargo, es largo, dura unos seis meses.
Muchos pacientes abandonan el tratamiento con mejoría de la tos sin curar la enfermedad. En estos casos, la tos vuelve más fuerte y la enfermedad empeora.

5. neumonía

La neumonía generalmente se enumera entre las causas de la tos a corto plazo. Sin embargo, algunos casos pueden tener una tos prolongada, que puede representar una infección no controlada.
La neumonía es una infección pulmonar causada por virus, bacterias u hongos que pueden afectar los sacos alveolares, los bronquios y otras estructuras pulmonares.
Los resfriados también pueden ser una causa de tos persistente. Estos casos comienzan con síntomas como secreción nasal, fiebre, dolor de garganta, que pasan en unos días pero siguen siendo una tos que puede durar semanas.

6. Inhalación de objetos pequeños.

La inhalación o aspiración de objetos pequeños es una causa menos común, pero también está relacionada con la tos seca persistente, especialmente en niños pequeños, que tienden a poner algo delante de su nariz o boca.
Las semillas, los pétalos de las flores y las partes pequeñas de los juguetes pueden quedar atrapados en los árboles respiratorios y causar tos seca antes de que desencadenen una infección.

¿Cuándo buscar ayuda médica?

La tos seca persistente siempre es una señal de que algo no está bien. Debe buscar ayuda médica si no pasa dentro de los 10 días o si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre alta, mayor de 38 grados;

  • pérdida de peso sin causa aparente;
  • obstrucción nasal

  • cansancio y dificultad para respirar;
  • dolores musculares;
  • moco de color irregular como manchas marrones o de sangre.

¿Cómo aliviar la incomodidad de la tos seca persistente?

Hasta que se cure la causa de la tos seca, puede seguir estos consejos para reducir las molestias:

  • beba mucha agua para mantener las vías respiratorias lubricadas y expulsar las secreciones atascadas;
  • tomar una bebida caliente para calmar la irritación de la garganta;
  • evitar el aire acondicionado;
  • deje una toalla húmeda o un tazón de agua en la habitación para humedecer el aire;
  • mantenga la cabeza más alta que el cuerpo al acostarse para evitar los ataques de tos.

¿Tiene una tos seca y persistente? ¡Haga una cita con uno de nuestros médicos!