¿Qué significa caca suave persistente?

La caca suave tiene características específicas y, cuando es persistente, puede indicar que algo no va bien con el cuerpo …

La caca suave tiene características específicas y, cuando es persistente, puede indicar que algo no va bien con el cuerpo

"Evalúe la apariencia de su caca regularmente". El consejo puede sonar desagradable, pero características como el color, la forma y la consistencia de las heces pueden decirle mucho sobre la calidad de su dieta e incluso advertirle que algo no está bien con su caca. su salud.

No hay tiempo para leer? ¡Haga clic en la reproducción a continuación para escuchar este contenido!

La práctica es tan importante que los gastroenterólogos ingleses en 1997 crearon una escala internacional (la Escala de Bristol) para clasificar las heces en siete categorías, describiendo su forma y consistencia.

Esta clasificación marca la diferencia en la evaluación clínica de rutina y ayuda a los médicos a identificar y tratar incluso enfermedades que no tienen origen intestinal.
Según la Escala de Bristol, la caca suave está presente cuando tiene la apariencia de gotas suaves bien divididas, cuando aparece en piezas suaves sin división aguda y / o cuando es completamente líquida.

Esta consistencia de las heces puede ser el resultado de alimentos, la presencia de demasiada agua no absorbida dentro del intestino y / o secreción de moco por irritación de la mucosa.

Las posibles causas de la defecación suave persistente incluyen: agentes externos (p. Ej., Analgésicos y antipiréticos), hipertiroidismo, intolerancia alimentaria (especialmente lactosa) y / o trastornos del sistema digestivo (como la enfermedad de Crohn, que es una inflamación crónica)

Por lo tanto, asegúrese de evaluar regularmente las heces y, especialmente, de comentarlas en sus citas de rutina.

Cuando no se trata adecuadamente, la enfermedad intestinal puede convertirse en algo que compromete seriamente la salud general.

¿Tu sabia?
También debe tenerse en cuenta el color de las heces. Si están pálidos, puede ser una señal de que algo no va bien con la vesícula biliar. Si son rojos, puede deberse a sangrado en el tracto digestivo inferior. Las heces negras pueden indicar sangrado de una úlcera estomacal o intestinal.

Si nota alguno de estos cambios, ¡programe una cita con un médico gastroenterólogo ahora mismo!