¿Cuáles son los síntomas de la amigdalitis y cómo identificarla?

El dolor de garganta es un problema común entre personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos, y …

El dolor de garganta es un problema común entre personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos, y puede tener varias causas, desde el uso excesivo de la voz hasta las lesiones respiratorias bucales. Sin embargo, un dolor de garganta o dolor de garganta puede indicar enfermedades más graves que requieren un tratamiento adecuado para prevenir complicaciones.

Los síntomas de la amigdalitis, por ejemplo, comienzan con un simple dolor de garganta. La enfermedad es altamente contagiosa y el diagnóstico correcto es esencial para prevenir la evolución de la afección, lo que puede tener consecuencias más graves para la salud del paciente. La amigdalitis se caracteriza por la inflamación de las amígdalas, ganglios linfáticos ubicados en el extremo de la garganta, que protegen la garganta contra virus, bacterias y microorganismos dañinos.

Estas estructuras redondeadas, que se encuentran entre el techo de la boca y la lengua, son esenciales para el sistema de defensa del cuerpo. En la fase crítica de la enfermedad, las amígdalas se hinchan y pueden presentarse con pus. ¿Quiere conocer los síntomas de la amigdalitis y aprender a prevenirla? Compruébalo:

Tipos de amigdalitis

En primer lugar, debe saber que hay dos variaciones de la enfermedad:

  • amigdalitis bacteriana, causada por estreptococos y neumococos;
  • amigdalitis viral, causada por virus, como adenovirusel Epstein-barr y el citomegalovirus.

Además, la enfermedad aún se puede clasificar de dos maneras según sus características:

  • agudo: dura de unos pocos días a 3 meses;
  • crónica: cuando persiste por más de 3 meses, o en caso de infecciones recurrentes.

Síntomas de amigdalitis

El síntoma más sorprendente de la amigdalitis es, sin duda, dolor de garganta intenso y persistente (durante más de 2 días). Sin embargo, el diagnóstico depende de la evaluación clínica y la presencia de otros signos, como:

  • fiebre

  • ronquera
  • dificultad para tragar
  • mal aliento
  • enrojecimiento e hinchazón en la garganta;
  • tos seca;

  • falta de apetito
  • ganglios del cuello agrandados;
  • rigidez en el cuello;
  • manchas de pus (blancas o amarillentas) en la garganta.

Prevención de la amigdalitis

Debido a que es una enfermedad contagiosa transmitida a través de las gotas de saliva, la mayoría de las medidas preventivas implican hábitos de higiene simples, como lavarse las manos con frecuencia o gel de alcohol varias veces al día.

Además, es fundamental no compartir cubiertos, vasos, toallas y efectos personales con pacientes contaminados.

Evitar espacios confinados o espacios abarrotados también es un factor esencial para prevenir diversas enfermedades, incluida la amigdalitis. Tal cuidado debería ser aún más intenso en las personas del grupo más vulnerable: bebés, niños pequeños y ancianos, debido a la baja inmunidad.

Tratamiento de la amigdalitis

El tratamiento de la amigdalitis depende del tipo de enfermedad en cuestión: si es causada por un virus, su médico puede recetarle medicamentos para combatir la fiebre y aliviar el dolor (antipiréticos y analgésicos) combinados con medicamentos antiinflamatorios.

En el caso de la variación bacteriana, el tratamiento incluye antibióticos, que deben tomarse exactamente como se indica, incluso si los síntomas de la amigdalitis desaparecen después de unos días. En casos de amigdalitis crónica o recurrente, la cirugía para extirpar amígdalas puede estar indicada, siempre después de una evaluación médica rigurosa.

¿Has tenido algún síntoma de amigdalitis? ¿Tiene dolor de garganta recurrente? ¡Asegúrese de consultar a un otorrinolaringólogo para obtener el diagnóstico y el tratamiento adecuados!

(más título = "Programe una cita con un otorrinolaringólogo en este momento" enlace = "https://itzabrand.com/servicos/consultas/ otorrinolaringólogo")